Maggie Price (La ley de la pasión)

1. Apuesta íntima


Juntar el trabajo y el deseo podía causarles muchos problemas... 
La misión de la agente Morgan McCall era atrapar a Carlton Spurlock como sospechoso de asesinato y su jefe era el sargento Alexander Blade. El problema era que ambos policías iban a tener que hacerse pasar por recién casados y convertirse en los vecinos del sospechoso. 
En la intimidad que tendría que compartir con su superior, Morgan no podía olvidarse de la misión en ningún momento y sobre todo, no podía dejarse llevar por la pasión que había surgido entre ellos... 

2. Asuntos ocultos


La sargento Carrie McCall iba a romper la primera norma del cuerpo, pues tenía la misión de investigar al sargento Lincoln Reilly. A pesar de su brillante historial, había pruebas circunstanciales que sugerían que Reilly mataba a delincuentes ya absueltos con la frialdad del peor asesino. Además, Carrie debía tener mucho cuidado con la segunda norma, porque tenía que hacerse pasar por su amante. Reilly era un seductor infalible, y con ella parecía estar dispuesto a todo. Así que Carrie tendría que poner en práctica todo lo que había aprendido para ser una buena policía… o poner en peligro algo más que aquella misión.

3. Hechizados por el deseo


Aquella misión iba a despertar viejas pasiones... y a poner en peligro sus vidas
La única hija de un poderoso senador había sido asesinada y habían secuestrado a su hijo recién nacido. La sargento Grace McCall y el agente del FBI Mark Santini tenían que hacerse pasar por una pareja que deseaba desesperadamente adoptar un niño con el fin de detener al sospechoso antes de que asesinara a alguien más.
El problema era que el pasado en común de Mark y Grace iba a complicar la misión, porque era esencial que en todo momento parecieran muy enamorados... Pero no podían dejarse llevar por el deseo.