L.A. Witt

Kinky sprinkles 


Joel finalmente se ha alejado de su abusivo ex y está listo para conocer gente nueva. Pero eso no es fácil para un chico que es tímido, cohibido y que tiene problemas con su físico.
Andre ha querido a Joel desde la primera vez que puso los ojos en él, y finalmente Joel está soltero. Pero Andre es un Dom y un sádico, y Joel es inexcusablemente vainilla. No hay término medio, ya sea que Andre le dé rienda suelta a su lado perverso que le llevó años aceptar, o que Joel apriete los dientes y se someta a prácticas que no son lo suyo. No importa quién de su mano a torcer, alguien va a ser infeliz.
Están de acuerdo en alejarse, pero siguen regresando el uno hacia el otro. A pesar de que sus prácticas no podrán alinearse, la química entre ellos arde y la conexión emocional es cada vez más profunda. Pero nada de eso va a satisfacerlos de ninguna forma si no pueden encontrar algún tipo de terreno intermedio en el dormitorio.