C.J. Sansom

Herejía


Una novela de intriga en la corte de los Tudor.
Verano de 1546. El rey Enrique VIII agoniza lenta y dolorosamente. Sus consejeros, católicos y protestantes, se enzarzan en una lucha por el poder; quien gane, logrará el control del gobierno. Mientras se persigue a los herejes por todo Londres y los protestantes radicales acaban en la hoguera, el grupo católico centra sus ataques en la sexta esposa de Enrique, la reina Catalina Parr.
Shardlake entra en acción cuando la acosada y desesperada monarca lo llama a su presencia en el Palacio de Whitehall para que la ayude a recuperar un peligroso manuscrito. La reina ha escrito un libro confesional, Lamentación de una pecadora, tan radicalmente protestante que, de llegar a oídos del rey, podría suponer su caída y la de sus simpatizantes. A pesar de hallarse escondido en un cofre cerrado en los aposentos privados de Catalina, el libro ha desaparecido inexplicablemente. Sólo se ha recuperado una hoja: la que aferraba la mano de un impresor de Londres asesinado.
Las investigaciones de Shardlake lo llevan a seguir un rastro que se inicia en las imprentas clandestinas de Londres, pero acaba introduciéndolo, a él y a su fiel ayudante Jack Barak, en el sombrío y laberíntico mundo de la política palaciega. En este crisol de poder y ambición, los amigos protestantes pueden resultar tan amenazadores como los enemigos católicos, y quienes cambian de bando a menudo son los más peligrosos de todos.