Kristel Ralston (Maktub)

1. Entre las arenas del tiempo 


Adara es una mujer que rechaza la idea de reprimir sus opiniones y reflexiones; no ha leído tantos libros para quedarse callada. Tampoco tiene reparo en expresar lo primero que se le cruza por la cabeza, en especial al príncipe heredero del Reino de Azhat, jeque Bashah Al-Muhabitti, quien parece atraído por la química sensual que se fragua entre ambos a medida que crecen. Al cumplir los dieciocho años de edad, el hombre que ella había considerado su amigo, la traiciona y humilla públicamente. Adara abandona el país y se lleva el corazón roto, pero también las ganas de rehacer su vida en libertad y olvidar para siempre al sensual príncipe de ojos negros.
Inteligente y de carácter firme, el atractivo príncipe Bashah no solo es precedido por su fama de soltero codiciado, sino también por la de un futuro rey con visión progresista. A pesar de que ya han pasado siete años, él no logra olvidar a la única persona a quien, en honor a su país, traicionó. Durante una exposición cultural en Londres se reencuentra con los inolvidables ojos azules de Adara Rizik. La atracción que yacía atrapada en los confines del pasado cobra vida como una llamarada que parece consumir cada átomo que los impulsa a tratar de mantenerse alejados el uno del otro, hasta el día en que Bashah descubre un secreto que no solo lo pone furioso, sino que incrementa su determinación de volver a tener a su antigua amante entre sus brazos.

2. Estaba escrito en las estrellas


El príncipe Tahír Al-Muhabitti no tiene en buen concepto a las mujeres. En el palacio real de Azhat ignoran la oscura noche que estuvo a punto de acabar con su vida por culpa de una arpía que se aprovechó de su maleable adolescencia. Desde esa experiencia, todas las amantes que pasan por sus sábanas tienen fecha de caducidad. Aunque el día en que conoce a Bea Fisher, una preciosa australiana, él empieza a cuestionar su cínico modo de ver a las mujeres. Sin embargo, el interés de Tahír se ve truncado por sus sospechas de que Bea es una cazafortunas, y decide hacerle pagar con creces el precio de sus mentiras.
Bea Fisher trabaja como diseñadora de jardines en Melbourne. Su negocio apenas está despegando, pero ella disfruta el trabajo y su vena optimista no la abandona. Bea ha negado siempre el don de predecir el futuro que heredó por vía materna, y cuando la única predicción que acepta escuchar de Ordella, su madre, se convierte en una pesadilla Bea se convence de que el destino no puede estar escrito. Reafirma esa creencia cuando el hombre que había logrado meterse bajo su piel, el príncipe Tahír Al-Muhabitti, inexplicablemente se transforma en un tirano. Ella es una mujer capaz de defenderse sola, y está decidida a convertirse en una digna oponente del príncipe Tahír.

3. El llamado del desierto 


Durante una confusa noche en Barcelona la vida de Molly Reed-Jones cambia por completo. Para tratar de salvar a su hermano de unos prestamistas está dispuesta a seducir a un extraño, pero el sombrío y apuesto hombre hacia quien dirige sus esperanzas no solo rechaza ayudarla, sino que cree erróneamente que ella es una mujer que provee servicios sexuales a ejecutivos adinerados. Terca y persistente como siempre, Molly decide arriesgarse a ejecutar un alocado plan. Cuando la adrenalina empieza a desaparecer y la razón se filtra por sus venas, el temor la invade. Aquel extraño que tiene su destino en las manos es nada menos que un príncipe del desierto, quien no solo es famoso por su frialdad calculada, sino por su poca inclinación a mostrar benevolencia con personas insolentes y con tendencia a meterse en problemas… como Molly.
Casarse es lo último que el príncipe Amir Al-Muhabitti tiene en mente, pero al parecer es la única solución rápida para que su país encuentre mejoras comerciales con la alianza de negocios más antigua en Oriente Medio. Cuando cree que tendrá que aceptar el indeseado destino, Amir conoce a una mujer en apuros, aunque lo suficientemente desesperada como para abordarlo en un bar y hacerle una petición ridícula. Él halla en Molly Reed-Jones una salida que puede ser de mutuo beneficio. Amir le propone que acepte un matrimonio falso durante tres meses, a cambio Molly recibirá la ayuda que tanto necesita para su hermano y para enderezar un poco su vida. El reto más difícil del príncipe será lograr sobrevivir a la inocente sensualidad y el deslumbrante encanto de la muchacha que lo impulsará a desear algo imposible: hacer de ese falso matrimonio uno verdadero.