Emma Hillman

El último vicio

El jefe de Chloe se ha vuelto loco. Ella lleva años siendo su asistente personal y siempre ha sabido que tenía una vena salvaje, ¡pero esto supera a todo lo demás! Ahora va y le pide que se acueste con él. ¿Y por qué? Porque acaba de dejar de fumar y necesita estar ocupado para así luchar contra las ansias. ¿Qué coño, no? 
No ayuda que ella lleve años enamorada de él. Y aunque se encuentra incapaz de decir que no, intenta controlar los daños del corazón roto que sabe que vendrá después. 
Lo que no sabe, de todas formas, es que James tiene planes escondidos...