A. Zavarelli (Boston underworld)

1. Crow  


Un mafioso irlandés. Una amiga desaparecida. Dos lealtades, desgarrándome.
Tenía un plan.
Entrar, conseguir información y salir. Fácil, ¿verdad?
Resulta que infiltrarse en la mafia irlandesa no es exactamente lo que pensé que sería.
Sólo quería un soldado. Alguien con quien poder coquetear para que me dejaran entrar.
Fue entonces cuando Lachlan Crow se fijó en mi. El problema era que él no era un soldado. No, él era el siguiente en la línea de sucesión de los bajos fondos de Irlanda. Y estaba decidido a odiarme desde el principio. ¿Mi triste historia sobre la necesitar trabajo? Sí... él no iba a tragarse eso.
Peor para él, porque no voy a dejar que nadie se interponga en mi camino.
¿A quién le importa si tenemos algún tipo de loca química? Es de la peor calaña y yo nunca en un millón de años estaría con un tipo como él.
Debido a que tomaron algo de mi, y voy a hacerles pagar.

2. Reaper 


Sasha.
Es oscuro y misterioso. Tranquilo y letal. Un mafioso irlandés. El pecado puro envuelto en un hermoso paquete. Pero también hay algo fuera de él. No siente nada. No muestra emociones. A veces cuestiono su humanidad.No me ha hablado en dos años. Ni una sola palabra. Pero compartimos un secreto, él y yo. Y si alguna vez sale, no tengo ninguna duda en mi mente... No tendrá problemas para matarme también.
Ronan.
He matado por ella. Lo haría de nuevo. Cuando se trata de Sasha, no hay una línea que no vaya a cruzar. La observo. Ella no lo sabe. Ella piensa que la odio. A veces, creo que yo también. Pero siempre estoy ahí, acechando en las sombras. Deseándola. Tratando de mantener a la bestia dentro de la bahía. La mantendré a salvo. Mataré a cualquiera que intente hacerle daño. Lo único que no puedo hacer... es protegerla de mí mismo.

3. Ghost


Talia.
Siempre he sido un Ave. Enjaulada por una prisión u otra cuando lo único que siempre quise fue volar.
Vendida.Vencida.Famélica.Drogada.
Nada me asusta ya.
Hasta él.
Hace que el entumecimiento desaparezca.
Es peligroso para mí. No tiene nada que ver con su estilo de vida mafiosa, y todo que ver con lo que ofrece.
Una prisión dorada.
Un retiro de todo lo que una vez conocí. La realidad a la que no tengo ganas de volver.
Piensa que me ha enjaulado, pero pronto...
Voy a volar.
Alexei.
Vivo por un código. El código Vory.
En este mundo de mafia, hay tradiciones.
Expectaciones.
A ella no le importan estas cosas. No le importa nada.
Ella cree que me ha engañado con sus ojos brujos.
Lo que no puede saber es que veo en ella mejor que la mayoría.
Ella quiere volar.
Pero voy a cortar sus alas.
Y hacerla mi esposa.

4. Saint 


Scarlett
Cuando se va a la guerra, hay tres reglas muy simples que uno debe cumplir.
1. Conoce a tu enemigo.
2. Prepárate para sacrificarte.
3. Siempre lleva buenos zapatos.
Después de todo, la venganza es un plato que se sirve mejor en stilettos. Tengo una misión, y nada va a interponerse en mi camino. Ni siquiera Rory ‘The Saint’ Brodrick. Es un tonto si cree que puede cambiarme. Para cuando termine con él, haré que su mafia parezca un juego de niños.
Créame Sr. Brodrick... Es mejor que cruces tu corazón y esperes a morir.
Rory
Soy un luchador. Un buscavidas. Un mafioso. He visto muchas cosas en mi día a día.  Pero nunca me he encontrado con nada como ella. Ella es una belleza con una bestia de corazón. La manzana envenenada a la que no puedo resistirme. Y en su camino deja una estela de hombres que se arrastran sobre sus rodillas.  Lo que ella no sabe es que me gustan las mujeres salvajes, ya que eso solo hace que sea mucho más divertido domarlas.