SM Obsequios de un millonario

3. Millonario de incógnito


Las mentiras podrían arrebatarle lo que más quería El plan de Libby Jost de salvar la residencia familiar acababa de topar con un obstáculo: un atractivo desconocido llamado David que tenía un lado muy generoso y una gran habilidad para distraerla. ¿Y cómo iba a concentrarse si él le hacía perder el sentido con un simple beso? El millonario David Halstrom deseaba algo que era de Libby. Debería haber sido un negocio muy sencillo... pero entonces él mintió. Ahora, en un torbellino de pasión y de sábanas de hotel, esa pequeña mentira podía costarle lo único que nunca podría comprar: el amor de Libby.