Joely Skye (Lobos de ciudad)

1. Wolf town


Preparado para correr. Deseando quedarse. Lo que yace en medio es una dulce tortura.
Durante nueve años, Scott Lund se ha borrado a sí mismo. Asegurándose de que su propia especie, los que pueden controlar las mentes de las personas, no puedan seguirle la pista. Ha sido una existencia solitaria. Tan solitaria, que cuando él hace una conexión real con un extraño, rompe su propia regla de oro y se queda dormido en los brazos del hombre.
Rory McIntyre ha sido enviado por el alfa de su manada para mantener un ojo protector sobre Scott. La seducción no era parte del plan, pero una vez que él pone los ojos en el Minder, Rory no se conforma con mantener las distancias.
En el momento en que Scott abre los ojos, él entra en pánico y huye directo a una trampa Minder. El guapo desconocido de la noche anterior resulta ser su salvador quien se lo lleva a un lugar seguro. A Wolf Town.
Abrumado por la familia de Rory, Scott sabe sólo dos cosas con seguridad. Su atracción por Rory está creciendo por minutos. Y para mantener seguro a su amante, tiene que poner la mayor distancia posible entre ellos...
Advertencia: Contiene peligroso control mental, violencia con huesos rotos y contacto de cuerpo entero en relaciones sexuales con un shifter lobo irresistible.

2. Tira y afloja


Cortar y correr o quedarse y luchar... el corazón sabe dónde dibujar la línea. 
A pesar de vivir juntos en Wolf Town durante tres meses, Scott Lund y Rory MacIntyre sólo tenían unas pocas cosas en común. Amor. Para Rory, la vida era todo sobre conexiones, la familia, su manada, el hogar. Pero para Scott, las conexiones eran peligrosas, para sí mismo y para todos los que le importaban. 
Scott sólo tenía una pequeña ventana de tiempo para atesorar cada momento con su amante. En un futuro no demasiado distante, la vida real llamaría a su puerta y se vería forzado a volver a su aislada existencia. 
Inevitablemente, una sombra del pasado de Scott se acercaba demasiado para su comodidad. Pero Scott descubrió que su plan de cortar con todo y correr no era tan simple como parecía. Especialmente cuando Rory, y todos los demás en Wolf Town, parecían determinados a convencerlo de que quedarse causaría menos daño que dejarlo ir.