Kate Hardy (Domar a un playboy)

1. Miedo de amar


Él sólo tenía la intención de vivir un apasionado y breve romance…
Karim al-Hassan podría tener a cualquier mujer que quisiera. Una noche, la bella camarera Lily Finch consiguió atraer su atención. Una simple mirada los llevó a compartir un apasionado beso que ninguno de los dos podría olvidar. Pero Lily no era sólo una camarera. Era una mujer de éxito con su propia empresa, que vivía completamente entregada a su trabajo. Después de un matrimonio fallido, no quería volver a mezclar los negocios con el placer. Hasta que Karim consiguió que olvidara sus normas.

2. Pasión con el jefe


El magnate Luke Holloway vivía de manera salvaje, pero en el trabajo siempre era un profesional. Sin embargo, su nueva empleada Sara Fleet le parecía irresistible. No pasó mucho tiempo antes de que consiguiera seducir a su ayudante correcta y formal y de que empezaran a romper todas las normas laborales… una y otra vez.
Sara, una mujer tremendamente eficiente, nunca se había sentido tan fuera de control y, por si fuera poco, ¡tenía que decirle a su jefe que estaba embarazada!