Helen Brooks

Bodas en Italia


Era una tentación imposible...
Su propia hermana le había robado a su prometido. Como resultado de esto, Cherry Gibbs estaba perdida en Italia, con su coche de alquiler parado en medio de una carretera secundaria. Se estaba preguntando qué más podía salirle mal cuando, al levantar la vista, se encontró con la penetrante mirada de Vittorio Carella. A pesar de que él tenía todo lo que ella se había jurado evitar, como un gran encanto y un deslumbrante atractivo, Cherry aceptó pasar la noche en la casa de su salvador. Muy pronto, se vio embriagada por el maravilloso entorno y seducida por las hábiles caricias de Vittorio. Sin embargo, aquello no podía ser real. Vittorio podría elegir cualquier mujer de la élite social de Italia. Entonces, ¿por qué se había fijado precisamente en ella?