Anne Avery

La novia vendida


En la Inglaterra del siglo XIII, las luchas por el trono enfrentan a los partidarios del rey Enrique con los seguidores de Simón de Montfort. Nadie sabe en manos de quién va a quedar el poder y la intranquilidad se ha adueñado del país. El barón de Fitzwarren ha perdido toda su fortuna por apoyar la causa de Montfort y ahora intenta saldar sus deudas vendiendo la única posesión que le queda: su hija Alyce.
El comprador es Robert Wardell, un hacendado comerciante de Londres. Aunque no es el mejor partido para entroncar con la sangre noble de los Fitzwarren, es lo bastante rico como para acabar con sus problemas financieros. Al fin y al cabo, ¿quién dijo que los matrimonios debían celebrarse por amor?