Maree Anderson (Demonios)

1. Hasta los demonios se deprimen


Cuando un demonio se enamora, hay un infierno que pagar
Rezón había sido teniente del rey demonio durante más de cuatro mil años, pero incluso el demonio más malo del infierno se cansa, así que Rez se unió a los Seductores. Ahora el único problema es que ha sido seducido por Leisa, una atormentada mujer humana que ha capturado su corazón.
Cuando Leisa liga con otro perdedor, provoca que Rezón la lleve a su guarida para mostrarle lo que un verdadero hombre… esto… un demonio, puede hacer por ella. 
Leisa ha sido marcada por un Destructor y su alma se perderá, así que cuando sin darse cuenta rompe las  defensas de Rez y se une a él, habrá un Infierno que pagar, literalmente.