Julie James

Practice makes perfect


En lo que a las leyes de la atracción respecta... 
Payton Kendall y J.D. Jameson son abogados que conocen perfectamente su profesión. Payton, feminista hasta la médula, ha puesto toda la carne en el asador para triunfar en un mundo dominado por hombres. J.D., rico, de buena cuna y arrogante, ha intentado ignorarla a toda costa. Cuando no les queda más remedio que verse las caras, ambos se comportan de una manera absolutamente cortés. Es lo menos que se espera de ellos. Durante ocho largos años han mantenido las distancias y se han tolerado por una única razón: conseguir el ansiado puesto de socio en el despacho para el que trabajan. 
....No hay regla que valga. 
Pero todas sus buenas maneras se van al garete cuando se ven obligados a trabajar juntos en un caso de vital importancia. La aprehensión de un primer momento da paso a una admiración mutua por la dedicación de ambos al derecho, y las chispas entre ellos muy pronto se transformarán en una atracción. Aunque la tregua durará poco, porque sólo hay un puesto como socio. La guerra ha comenzado, y los dos abogados lucharán con uñas y dientes para lograr su objetivo.